¡HOLA SALES INNOVATION SCHOOL!

2017-11-18

Sales Innovation School nace con la intención y la convicción de ayudar a que los profesionales de las ventas saquen todo el partido a las nuevas herramientas que hay a su disposición, que son muchas y muy variadas.

Por eso estamos aquí.

Quién tenga cierta experiencia en el mundo de las ventas y eche la vista a tan sólo 5 años atrás, sabrá que han cambiado muchas cosas. Desde las tecnologías utilizadas en la función de ventas, hasta los diferentes enfoques de aproximación al cliente, sin olvidar lo más importante: el propio cliente.

Y es que, los clientes, nosotros al fin y al cabo, tenemos mucha más información que antes y tenemos a nuestro alcance muchos más recursos que nos ayudan a tomar decisiones más acertadas, en menos tiempo y con menos ayuda, muchas veces ninguna.

Con este panorama, ¿cuál es el papel del vendedor y de sus responsables? En el peor de los casos, ninguno. Vender a la antigua usanza (y 5 años es antiguo) está abocado a desaparecer en el 80% de las ocasiones. Resistirán pequeñas “aldeas galas” de vendedores que comercializan productos de escaso valor añadido, pero quién quiera vender tal y cómo demandamos los clientes de finales de la segunda década del segundo milenio, tendrá que estar continuamente actualizado en ámbitos que, hasta hace nada, no tenían nada que ver con el mundo de las ventas. Aparentemente.

En el mejor de los casos, o en el único diría yo, el papel del vendedor y de sus responsables reside en añadir auténtico valor al cliente, en colaborar a la hora de conseguir sus objetivos, de sobrepasar sus expectativas o en ayudar a sacar partido de todo el ecosistema de productos y servicios que hay a nuestro (su) alrededor. De nuevo, aprovechar las nuevas herramientas que el mundo pone a su disposición, y, por qué no, crearlas si no existen.

Por eso estamos aquí.

El mundo de las ventas es de los clientes. Por eso es necesario conocerles bien, sacar partido de los sistemas de información, Big Data, Business Intelligence, CRMs o Redes Sociales. Por eso es necesario dominar las herramientas de productividad que manejan nuestros clientes, como Hangouts, Skype, Slack o Prezi. Por eso es necesario crear experiencias, pintar los Customer Journeys, conocer sus momentos de la verdad y diseñar mejores productos y servicios. Por eso es necesario dominar las habilidades de comunicación, la presencia y el impacto. Por eso necesitamos estar bien con nosotros mismos, equilibrados, gestionando nuestras emociones y nuestro bienestar físico y psicológico.

Por eso estamos aquí.

SI School, la primera escuela de negocios especializada en desarrollo comercial.